Integración

Integración porcina

Integración porcina
integraciones porcinas

Durante el proceso de integración porcina ofrecemos a todos nuestros colaboradores todo lo necesario para desarrollar la selección, cría y engorde tanto de reproductoras como de los animales que posteriormente ofreceremos a nuestros clientes.

Somos conscientes de la importancia de la inversión necesaria para obtener una infraestructura adecuada a las necesidades de nuestros integradores. Es por ello que nuestro compromiso se basa en ofrecer tanto los animales a criar y mantener como todo lo necesario para que estos sean de calidad y lleguen a su usuario final con todas las garantías de seguridad y salubridad necesarias.

Ofrecemos todos los elementos requeridos para que el granjero solo tenga que preocuparse de mantener a los animales para llegar a los niveles de excelencia exigidos tanto en las reproductoras como en los animales destinados al consumo de carne.

Veterinarios

Visitadores

Transporte

Bioseguridad en granjas de integración porcina


El incremento constante de granjas de integración porcina y las explotaciones o integraciones porcinas hacen que se haya convertido en un sector muy competitivo en el que los productores de lechones o granjeros que se dedican al engorde de los mismos, deben cumplir con estrictas normas de bioseguridad para satisfacer los requerimientos del mercado. 

En definitiva, el control de la bioseguridad en las explotaciones de integraciones porcinas es un factor imprescindible para ser suficientemente competitivo en el mercado y evitar las enfermedades que se transmiten de manera directa o indirecta.

Existen algunas medias de bioseguridad que nos permiten garantizar que las explotaciones de integración porcina puedan ofrecer animales sanos y sobre todo, que cumplan con las garantías y requisitos que el mercado porcino y los consumidores exigen.

Algunas de estas pautas preventivas son:
- Corrales de cuarentena. Mantenerlos alejados de los espacios en los que se encuentran los animales sanos. Una vez certificada su salud, se inicia un proceso de aclimatación, mediante el cual se exponen los nuevos animales a los patógenos ya existentes en la granja para que cuando entren en contacto con estos ya sean inmunes. Así, entre el proceso de cuarentena y el de aclimatación estamos entre los 30 y los 120 días, dependiendo de las enfermedades que puedan existir en la granja. 
- Es importante evitar al máximo las posibles incidencias vinculadas con aspectos de salubridad, por ello no se recomienda la compra de animales de reemplazo adultos o hembras preñadas. Además de seguir un plan de vacunación para evitar todo tipo de enfermedades para las que ya existe algún remedio.
- La ubicación de la granja o granjas es de vital importancia, ya que a través del aire es posible que se transmitan algunas enfermedades. Por ello, la distribución del espacio destinado a los animales, así como la separación respecto a otras granjas, es el factor determinante para obtener un espacio saludable en el que realizar el desarrollo de las actividades para las integraciones porcinas. 
- El agua debe ser analizada y tratada para conseguir que sea potable y evitar la transmisión de bacterias o patógenos que puedan causar enfermedades. Estos controles tienen que ser periódicos para garantizar la salubridad del agua consumida o utilizada en la granja. 
- Todos los elementos de la granja, tanto maquinaria, como el personal que desarrolla su actividad debe conocer las normas y pautas de bioseguridad para evitar la transmisión de enfermedades entre los animales. Es por ello que deben conocer exactamente los protocolos establecidos para seguir con las normativas o procesos definidos para garantizar el cumplimiento de la normativa existente.
- El acceso a personas externas a la explotación ganadera debe ser mínimo y controlado para que las normas de bioseguridad se cumplan sin excepciones y así garanticen la consecución de su principal función. 
- El control de plagas, es un elemento fundamental para garantizar unas condiciones óptimas en cuanto a salubridad y bioseguridad en las integraciones porcinas. Además de tener en cuenta la gestión de las deyecciones producidas por el porcino, así como la retirada de los animales muertos, dado que pueden suponer, debido a una mala gestión, un factor de riesgo para infringir la normativa sobre bioseguridad. 

Realizando los protocolos adecuados en cuanto a bioseguridad en explotaciones de integración porcina, es posible ofrecer animales de calidad, en los que la salud y la higiene están presentes creando animales totalmente seguros para el consumidor final.

¿Interesante?

¡Compártalo!


¿Necesitas ayuda? Ponte en contacto con nosotros ahora y responderemos todas tus dudas.

Camino Giraba, s/n, 22520 Fraga (Huesca)

cincaporc@cincaporc.com

974 47 17 33

974 47 26 60 (Fax)

Su formulario no cumple con los siguientes criterios: Todos los campos (marcados con asteriscos) deben estar llenos y su contenido debe ser valido.
Por favor rellene todos los campos con *.
La dirección de correo es invalida.
El tipo de archivo/s adjunto/s es erroneo o no compatible.
  • Nombre*
  • Teléfono*
  • Email*
  • Mensaje*
  • * obligatorio

Últimas noticias

  • Con esta página web queremos hacer llegar nuestros proyectos y objetivos a todos los granjeros que estén interesados en la cría y engorde de cerdos para su venta. 
  • El aumento del consumo de carne en los últimos años, especialmente de cerdo, ha provocado un aumento del número de empresas destinadas a la cría y engorde de cerdos para poder abastecer la creciente demanda de esta tipología de carne.

Copyright © 2017 Cincaporc S.A, Todos los derechos reservados.